<< Volver
Google diseña un Captcha más sencillo para prevenir el spam en nuestra página web

Google diseña un Captcha más sencillo para prevenir el spam en nuestra página web

5 Febrero 2016 / Desarrollo Web

Abre tu correo y comprueba cuántos mensajes tienes en tu carpeta de correo no deseado o spam, palabra usada comúnmente en la red para referirse a e-mails o mensajes de gente desconocida, mensajes falsos o que contienen publicidad, la mayoría de las veces engañosa o que no hemos solicitado, y que son enviados por robots que tienen automatizada esta acción una vez que nos registramos en alguna página web.

Cualquier sitio web que contenga formularios para registrarse, publicar comentarios o enviar mensajes es vulnerable a los spammers, que a través de bots (programas informáticos que imitan el comportamiento humano) utilizan estos registros para rastrear y capturar todas las direcciones de correo y enviar contenido no deseado.

Los bots o robots informáticos representan un peligro para la ciberseguridad, ya que recopilan datos personales sin permiso en la mayoría de los casos. Una vez captados nuestros correos, su principal labor es la de enviar spam de diferentes tipos: comerciales, bulos y rumores o fraudulentos. Este último caso es el que más nos preocupa, ya que el spam se convierte en el caballo de Troya de un ciberdelito conocido como phising: haciéndose pasar por correos electrónicos oficiales de organismos como Policía Nacional o empresas, como bancos, recopilan datos personales más importantes, como cuentas bancarias.

A nivel personal, podemos protegernos del spam con un programa anti-virus instalado y actualizado con filtro anti-spam en nuestros dispositivos.

En páginas web, la medida más habitual para evitar este uso malintencionado consiste en agregar un Captcha: una prueba que permite determinar si quien está usando el formulario es un humano o una máquina. Quizás si te lo describimos como esa serie de letras y números retorcidos que tienes que introducir después de registrarte en un sitio web para validar esa suscripción y demostrar que eres humano y no un robot malvado te suene más familiar. Sin embargo, esta acción puede resultar muy molesta a veces, ya que en ocasiones estos códigos de letras y números están tan distorsionados o incluyen símbolos que son indescifrables y necesitamos varios intentos para acertar. 

Pues bien, conociendo la molestia que este tipo de captchas suponen para el usuario, Google ha encontrado un método efectivo que permite demostrar que no eres un robot sólo con un clic, y que ha denominado reCaptcha. Este tipo de Captcha incorpora un simple checkbox con la leyenda "No soy un robot". Aunque parece sencillo, un complejo estudio de los movimientos humanos al manejar el ratón está detrás de este sistema. Lo que hace el script es fijarse en los movimientos imprecisos que hace el ratón antes y después de clickear, el tiempo que le toma al usuario resolver esa prueba o el tiempo que se pasa en la página web. Más o menos se ve así: 

Aún así, si Google detecta algo extraño, sí mostrará al usuario algo más complejo pero mucho más accesible, como un acertijo con imágenes (por ejemplo, detectar todas las imágenes donde aparezca un coche). Para integrar el Captcha de Google en nuestra web podemos dirigirnos a la siguientes dirección: https://www.google.com/recaptcha/intro/index.html

En el siguiente vídeo también tenéis un pequeño resumen de cómo actúa esta herramienta.

 

 

Comparte esta noticia

Quizás también te puede interesar...

¡Solicita información ahora!

Si aún tienes dudas llámanos, y uno de nuestros expertos te atenderá sin ningún tipo de compromiso.

Llámanos gratis al
900 831 227

O envíanos un mensaje

Cerrar X
×

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies.