<< Volver
El vídeo como potencial herramienta de marketing online

El vídeo como potencial herramienta de marketing online

3 Julio 2017 / Social Media

El vídeo se está convirtiendo en la principal herramienta de difusión en redes sociales. Poco a poco, todas estas plataformas van incorporando el vídeo como la alternativa más dinámica y eficaz para relacionarnos y lanzar nuestros mensajes de forma más atractiva. Nada mejor que un recuerdo y un momento "vivos" para llamar la atención. Imagen, texto, sonido y movimiento entrelazados forman un conjunto y crean un impacto que supera con creces a cada uno de los elementos por separado.

Así Instagram, Snapchat o Facebook apuestan por esta tecnología para favorecer la comunicación entre sus usuarios. Podemos compartir vídeos en directo y en diferido e, incluso, insertar un vídeo como carta de presentación, como la última novedad lanzada por Facebook. Y es que ahora podemos incluir un vídeo en sustitución a la foto estática de portada, por lo que, cualquiera que visite nuestra página, podrá ver en una secuencia en bucle con un resumen de lo mejor que podemos ofrecerle. Además, el hecho de que automáticamente se reproduzcan sin sonido es algo que la mayoría de los usuarios valora.

¿Y qué tipo de vídeo puedo aplicar la portada? Cualquiera que tu mente pueda crear. Desde un spot publicitario con elementos y efectos complejos hasta un sencillo pero efectivo slider de fotografía acompañado de texto o sin él. Solo debes tener en cuenta algunas características técnicas: el vídeo debe tener un formato de 851x315 píxeles y debe durar como máximo 1:30 minutos.

Un vídeo bien trabajado y grabado de forma profesional puede suponer un éxito para tu empresa de cara al público. ¿Cuáles son las ventajas del vídeo frente a la tradicional imagen estática?

  • El vídeo es más real, ofrece más información que una sola imagen y da más datos al cliente.
  • Ofrece una imagen de la empresa más cercana y genera confianza. El retoque aplicado a la fotografía ha llegado ha tal extremo que, aunque no lo sea, siempre imaginamos que la imagen puede estar alterada para llamar más la atención. Es un handicap que se ha ido extendiendo disminuyendo la eficacia de la fotografía en el ámbito publicitario.
  • El vídeo es el contenido con el que más interacción tienen los usuarios. El hecho de que sea dinámico, con movimiento y que nos permita representar en poco tiempo nuestros productos o servicios hace que el público objetivo le preste mayor atención e interés, y le de más credibilidad. Además, el usuario le dedica más tiempo a observar el contenido: es el conocido "enganche", como ocurre con películas, cortos o anuncios publicitarios.
  • Un vídeo genera más emociones y sentimientos que una fotografía, por lo que facilita su viralidad y que se comparta más veces que el resto de publicaciones que combinan enlaces y texto con imágenes.
  • Otra de las ventajas, y la más importante dentro de la red, es que los vídeos ayudan a posicionar en Google. Google incluye entre los primeros enlaces de sus páginas de resultados miniaturas de vídeos a partir de las ideas buscadas. Este tipo de resultados ofrece tasas de clics mucho más altas que los resultados normales de texto, potenciándose el posicionamiento orgánico.
  • Por último, un vídeo te ofrece la posibilidad de destacar más cosas de tu producto o servicio, mostrándolo desde diferentes ángulos o en determinadas situaciones, y explicando su funcionamiento o resultados.

Y tú, ¿sigues "congelado" en el tiempo o ya has dado el salto a las nuevas portadas dinámicas de Facebook?

Comparte esta noticia

Quizás también te puede interesar...

¡Solicita información ahora!

Si aún tienes dudas llámanos, y uno de nuestros expertos te atenderá sin ningún tipo de compromiso.

Llámanos gratis al
900 831 227

O envíanos un mensaje

Cerrar X
X

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.