<< Volver
¿Qué es y en qué consiste un plan de comunicación?

¿Qué es y en qué consiste un plan de comunicación?

11 Enero 2018 / Comunicación

Está en auge la creación de departamentos de comunicación dentro de las propias empresas, o la subcontratación de estos servicios a agencias especializadas en comunicación y marketing digital.

Pero, ¿saben las empresas realmente en qué consiste un plan de comunicación? ¿Conocen con detalle todo lo que no debería faltar en dicho plan? En este post te explicaremos todo aquello que deberás tener en cuenta cuando decidas poner en marcha el plan de comunicación de tu empresa.

En primer lugar, debemos ser conscientes del tipo de negocio y actividad que realizamos. Si nosotros no somos capaces de tener claro a qué nos dedicamos, difícilmente podremos transmitir una buena imagen y mensaje, tanto dentro como fuera de nuestra organización.

Es conveniente que la empresa o entidad cuente con una política de comunicación. La política de comunicación son todos aquellos valores con los que la empresa quiere reflejarse, proyectarse y hacer partícipe a sus clientes y público objetivo. Dejar claros los valores que te caracterizan, así como la manera de transmitirlos, resulta crucial en toda buena estrategia de comunicación corporativa.

Tenemos que analizar la situación de nuestra empresa. Imagínate subido en un coche arrancado sin saber ni dónde estás ni hacia dónde tienes que ir. Esto mismo ocurre con el rumbo de las empresas. Es fundamental saber dónde nos encontramos, cuál es el punto de partida, para así poder establecer objetivos y cambios en nuestra ruta.

Imagen de un esquema con palabras clave o keywords para un plan de marketing digital.

Este análisis inicial es lo que se conoce como análisis DAFO, acrónimo que recoge las iniciales de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Para la realización de un análisis DAFO completo y adecuado, resulta fundamental el estudio minucioso de nuestra competencia directa.

Tras la creación del análisis DAFO, procedemos a establecer quién es nuestro público objetivo, es decir, aquellos clientes potenciales o usuarios que consideramos de interés y que pueden convertirse en un momento dado en clientes de la empresa.

Es conveniente fijar un mensaje y tono con el que queremos comunicarnos con nuestro público objetivo. Este mensaje debe recoger de forma fidedigna nuestros valores como empresa, además de humanizar y personalizarnos.

Nuestro público objetivo nos va a dar pistas sobre los canales a través de los cuales vamos a intentar llegar a ellos. No es lo mismo diseñar un plan de comunicación para un restaurante, que hacerlo para una clínica veterinaria. Los clientes de uno y otro negocio no tendrán nada que ver, y el mensaje y tono con el que nos comuniquemos serán totalmente distintos.

Una vez establecidos estos puntos iniciales (DAFO, público objetivo, mensaje y canales de comunicación), se procede a diseñar la estrategia de comunicación. La estrategia de un plan de comunicación es el apartado que recoge la manera en la que vamos a implantar dicho plan para llegar a nuestro target o público objetivo.

Una vez que tengamos clara la estrategia dentro de nuestro plan de comunicación, procedemos a realizar el plan de acción.

El plan de acción es la hoja de ruta que contiene todo aquello que será puesto en marcha a efectos prácticos por parte de la empresa, y que mejorará de forma sustancial la comunicación e imagen del negocio.

En el plan de acción han de estar recogidas todas aquellas iniciativas que se van a llevar a cabo en materia de comunicación.

Pero, como sabemos de la necesidad de poner fechas y delimitar periodos para que las acciones e ideas salgan a flote sin demora o abandono, una de las cosas más importantes del plan de comunicación es fijar un calendario o informe en el que queden recogidas y programadas las acciones planteadas.

De nada vale tener unas acciones diseñadas o en mente si no se plantean con la suficiente responsabilidad y coordinación las fechas y periodos en los que se irá desarrollando cada una de ellas.

Sin embargo, ¿qué es una acción sin medición de resultados? Exacto: nada. Todo lo que no se mide no genera ningún tipo de información a la empresa, y por ende, es complicado averiguar si el efecto e impacto de nuestra propuesta ha sido o no positivo.

Para eso tenemos los KPI’s, que son los indicadores que establecemos para medir el retorno y las consecuencias de nuestras acciones. Por ejemplo, si estamos hablando de una acción en redes sociales, un KPI podría ser el número de veces que se ha compartido la publicación. Si hablamos de un vídeo, un KPI puede ser el número de visualizaciones.

La medición de resultados es clave en nuestra estrategia y definición del plan de comunicación de nuestra empresa. Solo midiendo resultados podremos tener un plan dinámico y sujeto a cambios, en un constante ensayo–error que se traduzca en beneficios empresariales a todos los niveles.

Imagen de una persona viendo desde el ordenador los resultados de Google Analytics de un sitio web.

Sabemos que nadie quiere verse en una situación similar, pero hay momentos en los que las empresas se enfrentan a crisis de reputación. Dichas crisis pueden deberse a una negligencia o fallo en su actividad, a un bulo o rumor dañino para la marca o a un imprevisto que llega y cala de lleno en la reputación del negocio.

Para ello, muchas empresas tienen preparado un plan o protocolo de crisis, que sirve para que, en casos extremos, la empresa pueda realizar una correcta y trabajada comunicación. El fin que se persigue con una buena gestión de las crisis reputacionales de las empresas es traer de nuevo al cliente a la marca, transmitiendo valores como transparencia u honestidad.

Desde Netvoluciona, diseñamos el plan de comunicación a medida que necesita tu negocio. Cuéntanos a qué se dedica tu empresa y te asesoraremos de la mejor forma posible.

Conoce nuestra oferta de servicio integral de comunicación y adéntrate con nosotros en el fascinante mundo de Internet y la visibilidad corporativa. No tienes de qué preocuparte. Nunca es tarde para aventurarse en la comunicación y el marketing digital de tu negocio. ¡Te enganchará!

Comparte esta noticia

Quizás también te puede interesar...

¡Solicita información ahora!

Si aún tienes dudas llámanos, y uno de nuestros expertos te atenderá sin ningún tipo de compromiso.

Llámanos gratis al
900 831 227

O envíanos un mensaje

Cerrar X
×

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies.