<< Volver
¿Qué dice la ley sobre los derechos de imagen en Internet?

¿Qué dice la ley sobre los derechos de imagen en Internet?

4 Enero 2018 / Internet

Uno de los problemas del ecosistema digital es el vacío legal que existe todavía con muchas acciones o prácticas llevadas a cabo por los internautas. Y es que, aún hoy, resulta complicado discernir la delgada línea que separa lo legal de lo ilegal en Internet.

En este post vamos a hablar sobre los derechos de imagen en Internet, una cuestión de vital importancia a la que muchos siguen haciendo oídos sordos.

Entendemos por uso de imágenes en Internet todas aquellas fotografías que se obtienen en un momento dado en la red y que posteriormente son publicadas en algún medio o plataforma virtual (redes sociales, páginas web, blog…).

Imagen de una mujer con su cmara de fotos realizando una fotografa.

Ahora bien. Empecemos por el principio. Cuando navegas por Internet y decides publicar una imagen que no ha sido realizada por ti, sino por un tercero, ¿referencias siempre al autor de la fotografía? ¿Consideras importante hacerlo? ¿O crees que no estás obligado?

Vamos a explicarte algunos de los motivos por los que siempre deberías mencionar al autor de la imagen que decidas utilizar. Pero esto no es todo. No solo mencionar la autoría es clave en nuestra navegación y uso correcto de las funcionalidades de Internet. Lo primero y más importante es conocer si realmente el autor de la imagen da el consentimiento expreso para la utilización por parte de terceros.

Debemos tener claro a la hora de utilizar la fotografía realizada por un tercero la cuestión de que no es el medio de difusión el que nos marca el camino a seguir, sino la ley vigente y la voluntad del autor de la imagen.

La legislación que recoge todas las cuestiones relativas a este tema es la Ley de Propiedad Intelectual.

Una de las dos modalidades dentro de la propiedad intelectual son los derechos de autor.

Las obras fotográficas están consideradas objeto de protección del derecho de autor. En el artículo 17 de la Ley de Propiedad Intelectual se establece que el derecho exclusivo de explotación de la imagen recae sobre el autor de la misma. De igual modo, solo el autor tiene el pleno derecho de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de la fotografía.

Todo aquel que ejerza alguna de estas acciones sobre la imagen de un tercero y no quiera incurrir en un delito, deberá contar con el consentimiento previo del autor.

Ahora bien, ¿sabes filtrar las imágenes que encuentras en la red? ¿Conoces el proceso mediante el cual puedes filtrar y escoger aquellas en las que el autor ha permitido su reutilización?

Imagen de la palabra copyright formada con piezas de madera.

Plataformas que ofrecen bancos de imágenes como Google, Flickr o iStock cuentan siempre en su sistema con un desplegable en el que podemos filtrar y seleccionar aquellas imágenes que se encuentren libres de derechos. En el caso de Google, por ejemplo, te da la opción de filtrar y clasificar las imágenes que pueden ser reutilizadas con o son modificaciones, así como especificar si la imagen va a ser utilizada o no con fines comerciales.

Es cierto que no todo lo que tiene que ver con derechos de imagen en Internet es sinónimo de propiedad y pertenencia. Precisamente, tras la llegada de Internet, se empezó a extender entre los usuarios una nueva mentalidad y filosofía de vida: lo que se conoce como cultura libre u open source.

La cultura libre es una nueva forma de ver el mundo por parte de los autores que se caracteriza por dejar su obra libre de derechos, es decir, abierta y disponible para todo el que precise utilizarla. Esta cultura apoya una propiedad universal, catalogada como de dominio público. La licencia creative commons es otro de los efectos colaterales de este cambio en la concepción de la propiedad intelectual.

Cada vez son más quienes comparten esta visión sobre los derechos de autor, aunque es cierto que el número de fotografías o imágenes protegidas con copyright todavía es bastante alto.

Es por ello que debemos ser plenamente conscientes y responsables del uso que hagamos de las imágenes en la red. A veces la receta solamente contiene conocimiento y saber hacer. En los derechos de imagen de terceros solo hacen falta dos cosas: respeto y buenas prácticas.

Se trata de hacer un uso que beneficie a ambas partes. Al que utiliza la imagen de otro autor, porque cuenta con contenido de calidad relacionado con un tema que le interesa o necesita, y al autor de la imagen, porque la mención puede servirle como forma de promocionarse y llegar a más gente. De ahí que el respeto, la honestidad y la transparencia sean fundamentales.

Comparte esta noticia

Quizás también te puede interesar...

¡Solicita información ahora!

Si aún tienes dudas llámanos, y uno de nuestros expertos te atenderá sin ningún tipo de compromiso.

Llámanos gratis al
900 831 227

O envíanos un mensaje

Cerrar X
X

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.